¿La campaña?

Si Álvarez Icaza se lanza como candidato, la baraja de aspirantes crece sin mesura. Ahí están ya Jorge Castañeda, Gerardo Fernández Noroña, Pedro Ferriz y hasta Jaime Rodríguez, que sueñan con ser los primeros en llegar a la silla presidencial sin un partido

 

¿La campaña?

Mucho polvo levantó en redes sociales el video que publicó Emilio Álvarez Icaza para convocar a una concentración ciudadana -este domingo- en lo que muchos consideran el primer anuncio público de su intención de ser candidato presidencial independiente. Los más dolidos fueron los seguidores de Andrés Manuel López Obrador, que consideraban a Álvarez Icaza un aliado, pero que al incluirlo en su video lo vieron como un ataque. Más allá de la crítica a la corrupción de muchos políticos –que por supuesto tiene harta a la sociedad–, lo importante será el mensaje que este defensor de derechos humanos dé a un país tan dolido por la violencia, la impunidad y la crisis económica. Y de la competencia, ni hablar. Si Álvarez Icaza se lanza como candidato, la baraja de aspirantes crece sin mesura. Ahí están ya Jorge Castañeda, Gerardo Fernández Noroña, Pedro Ferriz y hasta Jaime Rodríguez, que sueñan con ser los primeros en llegar a la silla presidencial sin un partido. Larga la lista.

Lo que querían ver

Muchos militantes del Partido Revolucionario Institucional (PRI) se sorprendieron con el discurso de su dirigente Enrique Ochoa Reza. Del discurso de la Asamblea Nacional pasó a las fuertes críticas al exgobernador de Veracruz, Javier Duarte, y acabó llamando desahuciados, rancios y mesiánicos a los partidos de oposición. La declaración de guerra está hecha. Los priistas de hueso colorado voltearon a ver a Ochoa y más de uno reconoció en el exdirector de CFE a su presidente priista.

Felicidad albiazul

Hoy se realizará una reunión de la Comisión Permanente del Comité Ejecutivo del Partido Acción Nacional (PAN) para presentar las encuestas en el Estado de México.

Nos dicen que se van a poner muy felices porque en todas les dan la ventaja sobre el PRI y Morena; claro, muy por encima del PRD.