Con gas lacrimógeno, reprimen manifestación opositora en Venezuela

La movilización comenzó luego que el líder opositor Henrique Capriles llamara a marchar para exigir el cese a la represión de las protestas

20/05/2017 18:28 NOTIMEX / FOTOGRAFÍA: REUTERS
CARACAS.

Una concurrida marcha opositora que intentaba llegar al centro de Caracas fue reprimida hoy con gases lacrimógenos por la policía, al continuar por sexta semana las protestas contra el gobierno venezolano.

La movilización comenzó luego que el líder opositor Henrique Capriles llamara a los manifestantes, concentrados en la autopista Francisco Fajardo, a marchar hasta el Ministerio del Interior para exigir el cese a la represión de las protestas, que en seis semanas ha dejado 48 muertos y miles de heridos.

La marcha, denominada “somos millones”, avanzó con dirección al centro desde la avenida Francisco de Miranda en Chacao, este de Caracas, pero encontró un cordón de seguridad en la plaza Brión, donde la policía disparó bombas lacrimógenas para dispersar la protesta.

Capriles, quien encabezaba la marcha hacia el centro de Caracas, cuando fue dispersada por una columna de gases, denunció que lo ocurrido no fue una alteración del orden público, sino una “criminal represión”.

“Le digo al gobierno que tiene que oír a la gente, nosotros no nos vamos a cansar”, aseguró el líder opositor.

Al dirigirse a los manifestantes, quienes portaba pancartas, banderas y gritaban consignas contra el gobierno, Capriles recordó que la represión de las protestas ha dejado casi 50 muertos, 13 mil heridos y dos mil 700 detenidos, de los cuales 200 han sido enviados a tribunales militares.

“Esto ha sido una masacre contra el pueblo venezolano. Sin embargo, a pesar de lo que han hecho, mientras más represión haya, habrá más resistencia, más lucha, más firmeza en la petición de elecciones libre y democráticas”, puntualizó.

Capriles insistió en que el gobierno debe responder a las demandas de la oposición, entre ellas, un cronograma electoral, un canal humanitario para resolver la escasez de alimentos y medicinas, respeto a la Asamblea Nacional (congreso unicameral), libertad de los políticos presos y el desarme de grupos civiles paramilitares.

El dirigente opositor había llamado a los inconformes a marchar hasta el Ministerio del Interior, en el centro de la capital, para exponerle a su titular, Néstor Reverol, esas demandas y exigir el fin de la represión a las manifestaciones.

Las protestas comenzaron el 4 de abril, después que la Asamblea Nacional acusara al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de perpetrar un golpe de Estado con dos sentencias que la despojaron de sus atribuciones.

Además de Caracas, la manifestación “somos millones” fue replicada en casi todas las 23 regiones del país. Durante la jornada, la oposición reportó también hechos de violencia en los estados de Táchira, en el suroccidente, y Anzoátegui, en el oriente.