¡El campeón va por la sexta!

 

CANCHA

Juan Carlos Jiménez 
Tijuana, México. Los Tigres buscarán el bicampeonato de la Liga, tras derrotar 2-0 (4-0) en el global a los Xolos, sellando en Tijuana el acceso a su quinta Final de Liga desde el 2011.

El actual monarca de México demostró el porqué es el favorito para repetir con la corona, al eliminar al superlíder de los últimos dos torneos, imponiendo su estilo y manejando el marcador a su favor, para con autoridad dominar la serie, que finalizó en el Estadio Caliente.

Para Ferretti será su décima Final de Liga, además va por el sexto campeonato con los Tigres, el cual tendrán que peleárselo a las Chivas, que están en su primera disputa de un título en 11 años, tras empatar 2-2 en el global con Toluca y avanzar por mejor posición en la tabla.

La Final se jugará el jueves en el Estadio Universitario y el domingo en el Estadio Omnilife

Considerando sólo su tercera etapa en el club desde el 2010, para Ferretti es su décima Final, ya sea de Liga, Copa MX, Libertadores y Concachampions, siendo 8 de esas en los últimos 3 años.

Los Tigres llegan como un equipo temible a la Final, pues barrieron 6-1 en el global a los Rayados en Cuartos de Final, y a Xolos 4-0 en los dos duelos de Semifinales, para sumar 10 goles a favor y sólo uno en contra, en sus cuatro triunfos en lo que va de la Fiesta Grande.

Chivas por su parte sólo tiene 1 triunfo, 2 empates y 1 descalabro, con 3 goles a favor y 3 en contra.

Tijuana salió a proponer el partido y dominó el primer tiempo, teniendo varias jugadas peligrosas, dos de ellas muy claras de gol, pero Nahuel Guzmán tapó primero un remate de cabeza de Milton Caraglio, al minuto 13, y luego un tiro de Henry Martin, al 29′.

El segundo tiempo se le acomodó a Tigres cuando Guido Pizarro se escapó por izquierda y en el borde del área fue derribado por por su tocayo Guido Rodríguez, quien fue expulsado por doble amarilla.

Fue así que Javier Aquino mató a los Xolos con un golazo al minuto 64, tras recibir un pase de “taquito” de Andre-Pierre Gignac desde la banda izquierda, por lo que al internarse al área definió al ángulo superior izquierdo del arco de Xolos.

Tras esa anotación, Tijuana bajó los brazos y los Tigres tuvieron una más de gol, pero Jesús Dueñas falló una increíble, pues tras una descolgada que inició Gignac, Sosa le pasó el balón, pero el contención erró el disparo frente a la portería.

El último clavo al ataúd de Xolos lo puso Jurgen Damm, quien acababa de entrar y recibió un pase de Gignac, para el 2-0, y 4-0 Global.

Así se escribió la historia del pase de Tigres a una Final, en un torneo en el que clasificó en la última jornada, pero que en la Liguilla ha demostrado su real valía.