Están Chivas en la Final

Sufriendo, y haciendo valer la ventaja que les da el reglamento, las Chivas pelearán por el título.

Con un 1-1 muy sufrido, con lesionados, pero con todo el apoyo de su gente, el Guadalajara logró meterse a la Final del Clausura 2017 a la espera de conocer a su rival en la gran Final del fútbol mexicano.

Fue al minuto 30, cuando el Guadalajara encontró ese gol de la tranquilidad que estaba buscando, luego de un tiro libre que cobró Néstor Calderón. El “Avión mandó un tiro a primer poste y ante la duda de Rodrigo Salinas y Alfredo Talavera, el balón se coló a la portería para el 1-0.

Para el segundo tiempo Chivas mostró intensidad, pero los ajustes de Hernán Cristante le complicaron las cosas al Rebaño. El técnico de Toluca envió a la cancha a Enrique Triverio y Jesús Méndez, logrando quitarle el balón a Chivas.

Al minuto 48, los choriceros encontraron el gol de la igualada, mismo que ponía a sufrir a los rojiblancos, pues un gol más del Toluca obligaba al Rebaño a marcar dos para avanzar. En una diagonal que midió mal José Juan Vázquez, Fernando Uribe remató dentro del área para el 1-1.

Matías Almeyda intentó reaccionar y mandó a la cancha a Ángel Zaldívar, quien apenas a media semana había recibido minutos en el juego de ida tras superar su lesión del tobillo izquierdo. Lamentablemente en un pique, el delantero se resintió muscularmente y por más que lo intentó tuvo que pedir su cambio. Las malas noticias no pararon ahí pues, Carlos Salcido luego de una caída tras un choque con Triverio, se lesionó la espalda y también pidió su cambio.

Los últimos 10 minutos fueron tensión pura en la banca del Guadalajara y en las tribunas del Estadio Chivas, pues el Rebaño dejó de atacar cediéndole la iniciativa a Toluca que falló en el último pase.

Ya en el tiempo agregado, en los últimos 4 minutos de juego, la afición del Guadalajara despertó y comenzó a alentar a su equipo como dejó de hacer luego que Toluca marcó el gol del empate.

Ahora las Chivas con todo y sus lesionados tendrá que buscar la forma de reponerse para pelear por la estrella número 12.

 

Cancha