Los motivos de Elba y la apuesta de Ulises contra Del Mazo

Elba Esther Gordillo lleva cuatro años recluida. Según el profesor Rafael Ochoa, exdirigente del sindicato del magisterio y uno de sus incondicionales, no hay una sola denuncia contra ella de ningún maestro.

“Hoy mismo podría  sentarse en su escritorio de secretaria general del SNTE sin ningún problema. Es una presa política”, asevera el exsenador.

Pero aclara: “No es la intención…”.

Contextualiza las cosas y va más lejos. La maestra ya fue exonerada de dos de los tres cargos que se le imputan.  Los relativos a defraudación fiscal. Queda el tercero. Operación con recursos de procedencia ilícita. “Es el más endeble”, asegura.

Ya encarrerado, nos dice que la libertad simple y llana de la maestra Gordillo está tan cerca, que ya apareció por allí un “intermediario” —así lo llama— que se dice cercano al juez que lleva el caso.

Promete que la otrora dirigente sindical quedaría libre en mes y medio a cambio de una cantidad de dinero —que no precisa— que permita al juzgador una jubilación tranquila. 

Nos cuenta, por otro lado, cómo se dio la idea de que los maestros contrarios a la actual dirigencia del SNTE apoyaran a Delfina Gómez en el Estado de México. Lo consultó con Elba. Le dio luz verde para apoyar a una “maestra”.
Se hizo la convocatoria a un desayuno con 30 maestros del SNTE para plantear el apoyo a Delfina. A la siguiente reunión llegaron a 300. En el desayuno convocado el 13 de mayo, donde esperaban a mil profesores, llegaron mil 500. No cabían.

Pero en el presidium sobraba una silla. El profe Ochoa oteó. Localizó a Fernando González, yerno de la maestra. Lo invitó a subir. El apoyo de los maestros a la candidata de Morena se transformó entonces en nota nacional

El profe Ochoa renunció al SNTE en 2011. Se fue con la idea de no volver a meterse en la grilla. Pero llegó la postulación de Delfina como candidata a gobernadora de Morena. Vio que las posibilidades de que ganara eran reales.  Visitó a la maestra en su prisión hospitalaria. Habló del tema.
El profe ve no sólo la posibilidad  de que una maestra sea gobernadora, sino de sacar a Juan Díaz y su gente de la dirección del sindicato. “En el fondo vamos por el rescate del SNTE”, nos dijo con franqueza.

El exsenador de la República está convencido de que los maestros “no pueden ver” a la actual dirigencia nacional.  “Dejaron perder grandes conquistas”, asevera.

El actual dirigente del sindicato, Juan Díaz, anda “queriendo convencer” a los maestros para que voten por Nueva Alianza (aliado de Del Mazo.) Ochoa combate la idea con el alegato de que es un partido que aprobó la Reforma Educativa que puso una bota en el cuello de los mentores. Sabe que la tarea no es fácil. La dirigencia oficial del SNTE tiene mucho dinero. Hace apenas tres días, el periódico Reforma sacó en su portada que en lo que va del sexenio se han transferido al sindicato mil 700 millones de pesos.
“Yo me enteré de dos entregas de 500 millones. Dicen que lo aplican en actividades de capacitación, pero no se ve. Están al servicio del gobierno”, asevera el elbista.

Jura que tanto Juan Díaz como Lucy Garfias han advertido a los maestros que si no se adhieren a Nueva Alianza, se ponen en riesgo de perder prestaciones y hasta la plaza.

El profe reconoce que todavía no ha tenido contacto con Andrés Manuel. Dice que Esteban Moctezuma le prometió gestionar un encuentro con el presidente de Morena, pero la cita no se ha concretado.

No sabe si El Peje rechazó la propuesta o si el mero mero de Fundación Azteca ya lo planteó en el “cuarto de  guerra” del presidente de Morena.

Lo que no entiende es el lenguaje de la Chimoltrufia que utiliza Andrés.  “Primero dice bienvenidos los maestros” y luego que hay que andarse con cuidado con ese apoyo.

Juan Díaz, secretario general del CNTE, ya reviró a lo que promueve Rafael Ochoa. Dijo que los maestros “no pueden ser vistos como instrumento para cachar votos…”.

Apostamos un desayuno con Ulises Ruiz, exgobernador de Oaxaca sobre lo que va a ocurrir en las elecciones del Estado de México. Él dice que Delfina Gómez le va a ganar a Alfredo Del Mazo por más de 10 puntos. ¿Tan dolido está con su partido? Pensamos.
El priista oaxaqueño se aferró a su pronóstico. Puso como ejemplo la elección en Nuevo León que ganó El Bronco a la maquinaria del PRI. De allí no se movió. Llegamos a la apuesta. Nosotros ganamos si el 4 de junio el margen del triunfo de la candidata de Morena es menor de 10 puntos, o si gana el priista.

La neta que creo que agarramos pichón.

Las elecciones en el Estado de México han acaparado la atención. Es la joya de la corona, la tierra del presidente Peña, el bastión más grande del PRI.  Pero en Coahuila y Nayarit también hace aire. Ricardo Anaya, jefe nacional del PAN, y Alejandra Barrales, presidenta del PRD, ofrecen esta mañana una rueda de prensa en el salón Don Genaro del Hotel Hilton Alameda.  Sabemos que van a hablar de Nayarit. En ese estado ambos partidos van en coalición. El PRD no presentó candidato. Se sumó a la candidatura del abanderado del PAN, Antonio Echevarría.
El pasado 18 de mayo, el PRD presentó dos recursos ante la Fepade. Uno en contra del gobernador Roberto Sandoval por la utilización de recursos públicos para coaccionar el voto. El otro es contra el candidato del PRI, Manuel Cota, por la misma razón.

 

Excélsior